P&M Equitación – México

Pasión por los caballos

Los 7 Errores Más Comunes en la Alimentación de los Caballos, y Cómo Evitarlos

Por Laurie Bonner

clip_image001

Al calcular la nutrición es el peso lo que importa, no el volumen.

Tratamos de alimentar a nuestros caballos de la mejor manera posible – y en general, lo logramos. Y sin embargo, saber qué es lo mejor no significa que siempre lo hagamos. Admitámoslo: Todos sabemos que una ensalada verde es la más saludable de las comidas, pero con qué frecuencia preferimos una hamburguesa con papas fritas cuando estamos a las corridas? Del mismo modo, la manera en que alimentamos a nuestros caballos está a menudo mas condicionada por nuestras complicaciones de horarios, que por sus necesidades nutricionales.

Hay otros factores que también tienen influencia en la manera de alimentar a nuestros caballos: la nebulosa de información, muchas veces contradictoria, así como la necesidad de sentirnos bien respecto a lo que hacemos por nuestros caballos.  Generalmente, las consecuencias de un régimen alimentario inferior a óptimo son relativamente menores – tal vez resultan más costosas pero no ocasionan daño. Pero errores más graves en la alimentación pueden tener serias consecuencias: algunas deficiencias o excesos plantean una seria amenaza a la salud, otras roban sutilmente la vitalidad del caballo.

Para ayudar a evitar las trampas más comunes en la alimentación, hemos pedido a destacados nutricionistas equinos que nos cuenten cuáles son los problemas más comunes que ellos ven. Si reconoce alguno de sus hábitos en la lista, no se descorazone: Siempre hay una solución. Sin embargo, si está convencido de que necesita hacer cambios significativos en la ración de sus caballos, no deje de solicitar consejo a su veterinario o un nutricionista especializado.

Error No. 1: Prestar poca atención al forraje.
Idealmente, la ración primaria de un caballo promedio consiste en heno y pastura, con cantidades modestas de concentrados, como grano, pellets o “sweet feed”. Pero con frecuencia, se pone poco énfasis en la calidad del forraje ofrecido, dice Kathleen Crandell, PhD, una nutricionista equina del Centro de Investigaciones Equinas de Kentucky, en Lexington. “Demasiada gente piensa que el forraje es sólo entretenimiento para el caballo, y no se dan cuenta que es una fuente importante de calorías, que puede variar mucho de acuerdo a la calidad. Si ha intentado de todo para aumentar el peso de su caballo, pero está suministrando pastura con mucho palo y seca, cambiar a una pastura con más contenido de hoja que no esté demasiado madura es una forma segura de obtener más calorías.”

Además de proporcionar más nutrientes, el forraje de mejor calidad es también más económico. El forraje de baja calidad contiene fibras menos digeribles, de modo que los caballos deben comer más para obtener el mismo valor nutricional, sin embargo, como es menos sabroso, los caballos tienden a dejar más forraje sin comer. En contraste, el forraje de buena calidad rara vez se desperdicia: lo más seguro es que los caballos devoren hasta la última hoja y tallo.

El forraje proveniente de diferentes tipos de especies de pasto varía algo en apariencia, pero en general, un buen producto tiene algunas características distintivas:

  • Mucha hoja: Las hojas contienen alrededor del 90 por ciento de las proteínas, de modo que lo ideal son fardos con poco tallo y muchos brotes grandes.
  • Color: El color de un buen forraje puede variar pero generalmente consiste en algún tono de verde claro a mediano para las pasturas y verde oscuro para la alfalfa. Algo de amarillo es natural si se ha secado al sol, pero demasiado amarillo indica que el pasto estaba demasiado maduro al corte y contiene menos fibra digerible.
  • Aroma: El buen forraje huele fresco y levemente dulce. Olores fuertes, ácidos o mohosos son señales de hongos u otros defectos de calidad.
  • Textura: Si aprieta un puñado de buena pastura, debe sentirlo suave y flexible, mientras que una pastura pobre es áspera al tacto.
  • Peso: Los fardos de buena calidad son livianos y esponjosos; si se deja caer uno sobre un extremo, debería rebotar.
  • Pureza: Un buen forraje contiene poca maleza y no debe tener objetos extraños, como palo, alambre o insectos muertos.

Si se desea saber más sobre el valor nutricional de un fardo de forraje, se puede enviar una muestra para ser analizada, en la oficina correspondiente del I.N.T.A.

Error No. 2: Sobrecargar el balde de grano
El grano y el “sweet feed” son fuentes potentes de energía. De hecho, contienen más carbohidratos solubles de lo que requieren la mayoría de los caballos “de paseo”. Y alimentar con más concentrados que los necesarios puede ser dañino para la salud del caballo. Demasiadas calorías conducen a obesidad, y los granos con alto contenido de almidón están asociados a una cantidad de problemas de salud, incluyendo cólicos y laminitis. Para la mayoría de los caballos, cuanto menos grano comen, mejor.

Dicho esto, algunos caballos necesitan más calorías de las que pueden obtener sólo del forraje. Los caballos que entrenan más de una hora por día en disciplinas como rienda o salto, o aquellos que compiten en disciplinas más exigentes como carreras o endurance, requieren raciones adicionales en forma de grano u otros alimentos concentrados para mantener un peso adecuado.

Si su caballo necesita el incremento en calorías de un alimento concentrado, lo mejor es repartir el volumen total en la mayor cantidad de pequeñas porciones que le sea posible. Lo común es dar grano dos veces por día, mañana y tarde, pero siempre que sea posible es mejor dividir la ración en porciones más pequeñas – cuatro o más mini-comidas por día. Se debe evitar dar más del 0.5% del peso de su caballo en una sola comida; esto se traduce en aproximadamente dos a dos kilos y medio para un caballo promedio.

Error No. 3: Alimentar por volumen en lugar de peso
Si toma una taza llena de maíz en una mano y una con avena en la otra, notará una diferencia significativa de peso – el maíz es más pesado y también contiene más calorías que otros alimentos. Por supuesto, todos estamos acostumbrados a levantar una porción uniforme de alimento a la hora de la comida, pero cuando se trata de calcular la nutrición, es el peso lo que importa, no el volumen – algo que debe considerarse cuando uno cambia de alimentos.

Aún el balanceado los sweet feeds pueden variar en densidad y volumen. “Dos fabricantes diferentes pueden preparar balanceados que parezcan similares en la descripción de grasa, fibra y proteína, pero la densidad puede ser muy diferente,” dice Crandell. “He pesado una cantidad de diferentes alimentos en una lata de café y encontré diferencias de hasta medio kilo en el mismo volumen.”

De manera que, si planea cambiar o ajustar la cantidad de alimento, asegúrese de leer el informe de contenido nutricional por kilo, y use una balanza doméstica para determinar el volumen de un kilo.

Error No. 4: Dar el alimento equivocado al caballo equivocado
En los catálogos y ventas de alimentos balanceados es posible encontrar una variedad de alimentos diseñados para tipos específicos de caballos – potrillos en crecimiento, adultos con actividad intensa, yeguas madres, caballos de edad avanzada, etc. Todos están formulados para proporcionar la exacta cantidad de calorías y nutrición que esos animales necesitan, y dar el alimento equivocado al caballo equivocado puede crear desequilibrios que pueden ser dañinos. “La consecuencia más grave es que las raciones de adultos no tienen los niveles de minerales que necesitan los caballos jóvenes,” dice Sarah Ralston, VMD, PhD, profesora en la Universidad Rutgers. “El resultado puede ser un crecimiento anormal y problemas ortopédicos de desarrollo.”

Cuando se ha determinado la cantidad de alimento concentrado que su caballo necesita para tener más calorías, asegúrese de elegir un alimento que provea la nutrición óptima por volumen. “El error más común que veo, es alimentar por debajo de la línea,” dice Crandell – o sea, dar a un caballo menos de la ración recomendada. “Cuando se formula un balanceado, no se lo puede hacer funcionar para todos los caballos,” explica. “No se puede balancear las vitaminas y minerales para un caballo que come ½ kilo de alimento, sin envenenar al caballo que come 5 kilos.” Y por el contrario, si la ración recomendada es 2.5 kilos, el caballo que come ½ kilo está recibiendo sólo un quinto de las vitaminas y minerales adicionadas.”

“Si la ración mínima es demasiada, el alimento no es el correcto para su caballo,” dice Crandell.

Error No. 5: Sobrecargar los nutrientes
“Un error frecuente es agregar suplementos a la dieta del caballo sin comprobar si la ración no incluye nutrientes específicos,” dice Crandell. Para evitar crear desequilibrios perjudiciales, calcule los nutrientes que su caballo recibe en su ración básica antes de agregar un suplemento vitamínico o mineral.

Los productos formulados para ayudar a procesos específicos del cuerpo, como la reparación de articulaciones o el crecimiento del casco, tienen menos probabilidades de causar sobrecargas nutricionales, pero asegúrese de leer las etiquetas para saber lo que está dando. Algunos suplementos con glucosamina, condroitin sulfato, ácido hialurónico o biotina, también están enriquecidos con vitaminas y minerales.

“He visto intoxicaciones de vitamina A en caballos que recibían varios suplementos con ingredientes similares,” dice Ralston. El selenio, un mineral importante, también es tóxico en grandes cantidades y puede ser un ingrediente en diferentes suplementos así como en balanceados comerciales. “Si está usando un buen suplemento vitamínico, no necesita que su suplemento articular también contenga vitaminas,” dice Crandell.

Por supuesto, los suplementos nutricionales son a menudo beneficiosos y a veces esenciales. Los caballos que comen forraje producido en tierras pobres en selenio, lo necesitan en un suplemento.

Los caballos que reciben forraje pero tienen poco acceso a pastoreo pueden beneficiarse con suplementos de vitaminas A y E, ya que los niveles de esos nutrientes comienzan a deteriorarse cuando el pasto se corta.

Los caballos mayores, los potros en crecimiento, las yeguas madres y otros con necesidades nutricionales especiales también se benefician con suplementos vitamínicos, así como los caballos que realizan deportes de alta exigencia. La vitamina E en particular, ayuda a los atletas de alto rendimiento a recuperarse de grandes esfuerzos.

Si no está seguro acerca de las necesidades nutricionales de su caballo, consulte a su veterinario o a un nutricionista equino.

Error No. 6: Dejar de ofrecer sal
El sodio y el cloruro – componentes de la sal de mesa – son electrolitos esenciales para muchas funciones corporales. Ambos se pierden con el sudor y deben ser reemplazadas con la dieta. Estos son también los únicos nutrientes esenciales que no se encuentran naturalmente en pastos y granos. Los caballos tienen un apetito natural por la sal y la consumen si tienen oportunidad. Colocar un bloque de sal en el piquete de su caballo es la forma más fácil de darle acceso a este nutriente vital, pero para asegurarse de que el caballo obtiene toda la sal que necesita puede poner varios bloques diseminados y un bloque pequeño en el box.

Si se decide por esta última opción, tenga cuidado, dice Crandell: “Algunos caballos que viven en box tienen tendencia a comer sal demás por aburrimiento, esto les hace tomar más agua y orinar mucho más.” Para estos caballos, sugiere ofrecer sólo una porción diaria – 30 a 60 gramos de sal común, o más si hace calor o el caballo ha sudado demasiado. “Si la dieta es balanceada, la sal de mesa común es suficientes,” dice. “No necesita estar mineralizada.”

Si ofrece sal común, lo mejor es colocarla en un balde separado y no sobre el alimento. Las necesidades de sal del caballo pueden fluctuar diariamente. Si se le da poca, se puede crear un desequilibrio; demasiada, y el alimento puede resultarle desagradable.

Error No. 7: No ofrecer suficiente agua a voluntad
Una versión de “sabiduría antigua” advertía no dar agua a los caballos en circunstancias particulares. Por ejemplo, mucho gente todavía piensa que dar agua fría a un caballo acalorado y sudando puede causarle cólico.

Sin embargo, los investigadores ahora saben que ofrecer un trago de agua fresca a un caballo acalorado no causa ningún daño, y le ayuda a recuperarse más rápidamente del esfuerzo. De hecho, asegurarse que los caballos tengan acceso a abundante agua limpia y fresca es una de las mejores formas de reducir los riesgos de cólico por impacción, especialmente en el caso de aquellos caballos que tienen una dieta de forraje seco.

En el caso de pasturas, asegúrese de que todos los caballos tengan acceso al agua. Los miembros de menor rango en la manada pueden quedar alejados de los bebederos por los caballos más agresivos, y los caballos artríticos pueden tener dificultad para trepar a zonas elevadas si allí está el agua. Proveer más de una fuente de agua ayuda a remediar situaciones como esta.

Alimentarlos es una de las cosas que hacemos por nuestros caballos que más nos gratifica emocionalmente. Quién no disfruta escuchando los relinchos ansiosos y los ruiditos de satisfacción al masticar? Y sin embargo, nuestra muy humana necesidad de nutrirlos a veces entra en conflicto con su muy equina necesidad de simplemente vagar y pastar. Encontrar el equilibrio entre la manera natural de comer del caballo, y las demandas de su vida doméstica ayudará a asegurar que se mantenga saludable por muchos años.

Este artículo apareció originalmente en la edición de Enero 2006 de la revista EQUUS. Para mayor información, vea “Respuestas Directas a Preguntas sobre Alimentación” (EQUUS Octubre 2000), Informe Especial: Hora de Alimentar (EQUUS Noviembre 2001) y “Cómo los Antioxidantes Promueven la Buena Salud” (EQUUS Agosto 2005).

12 comentarios el “Los 7 Errores Más Comunes en la Alimentación de los Caballos, y Cómo Evitarlos

  1. lorena
    28 septiembre 16

    Muy útil. Tengo una yegua muy hambrienta y a veces me parece que come demasiado. mi duda es saber a su edad cuanto debería comer? tiene 12 años.

  2. Mihuel hipolito
    25 junio 16

    Me gusto la informacion. Muchas gracias.

  3. raul canales
    5 abril 16

    muy buen articulo me gustaría saber como conseguir la revista

    • marta inés acosta
      6 abril 16

      Lamentablemente es un artículo de hace ya bastante tiempo. No sabría cómo ubicar la revista.

  4. Jesus Mejia torres
    23 febrero 16

    Exelente Orientación De Mucha Ayuda Para Una Buena Dieta Para Nuestros Caballos Muchas Gracias…

  5. carlos julio farias torres
    27 marzo 14

    muy util sus consejos paso a paso es facil de dijerir

  6. Renato
    8 noviembre 13

    no tenia idea que se les daba sal a los caballos, nunca lo he visto…….tengo una yegua de 26 años y con cascos muy malos, la herede de mi abuelo, cuendo ella tenia 16 años y nunca la herraron por que nunca se dejo ahora menos………….

  7. Soniacocu@gmail.com
    13 mayo 13

    Excelente información aplicara también para caballos de paso fino colombiano que son los que tenemos en nuestra hacienda

  8. samanta primiterra
    10 febrero 13

    hola! la verdad, depende del tamaño del caballo y en trabajo que realiza, la cantidad de alimento!
    no le vas a dar a un pony la misma cantidad de comida que a un caballo grande!
    mi caballo tiene 1,70 m de alzada, y come 2 pencas de alfalfa y grano a la mañana, 1 penca al mediodia y 2 pencas a la noche y grano, eso me funciona muy bien con el mio! tambien depende de la exigencia fisica que haga el caballo!

  9. Ruddy
    6 junio 12

    Se le puede dar pasto ensilado a un caballo.

  10. Pingback: Los números de 2010 « P&M Equitación

  11. walyalmi
    15 junio 09

    Quisiera saber cual es la cantidad exacta de alimento para los caballos? Cuantas veces por dia?
    segun el peso que cantidad?
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 junio 08 por .
A %d blogueros les gusta esto: