P&M Equitación – México

Pasión por los caballos

2009 George Morris Horsemastership – Día 2

Anne Kursinski muestra a los jinetes cómo ejercer influencia sobre sus caballos con una posición fuerte en el llano y sobre ejercicios de gimnasia.

Por Sandy Oliynyk – traducción libre de Marta Acosta

6 enero 2009 – El tema principal que desarrolló Anne Kursinski para los participantes de la George Morris Horsemastership Training Session 2009 fue cómo ejercer influencia sobre sus caballos para que sean mejores atletas, usando una posición fuerte y segura.

Anne muestra cómo quiere el asiento de los jinetes en posición dos puntos y usando el ceder automático mientras saltan.

Photo by Sandra Oliynyk

 

Estos jinetes obtuvieron un lugar en la clínica de 6 días gracias a sus ubicaciones al tope del ranking de Bates Equitation, u obteniendo buenas clasificaciones en las principales competencias de “equitation”.  Durante la semana, están recibiendo instrucción de cinco jinetes olímpicos y aprendiendo manejo de establos con importantes veterinarios y “grooms”.

Después de que el entrenador de dressage Robert Dover trabajara con ellos en los principios del adiestramiento, el objetivo de Anne era hacer la transición al salto, lo cual hizo con trabajo llano y ejercicios de gimnasia.

Fundamentos del Trabajo Llano

“Es importante comprender el trabajo llano fundamental, cómo cambiar la musculatura de sus caballos, no con riendillas ni grandes embocaduras, sino usando su posición para ejercer una influencia,” dijo a los cuatro jinetes de la primera sesión.  “Si no pueden controlar su propio cuerpo, buena suerte tratando de sentir y ejercer influencia sobre el cuerpo de su caballo.”

“Los caballos siempre están tratando de ponernos en una posición en la cual no somos efectivos.  Equitación básica significa que pueden controlar su cuerpo, que tienen percepción corporal.”

Para comenzar a trabajar en sus posiciones, Anne indica a los jinetes que deben llevar su cuerpo 30 grados por delante de la vertical en el trote levantado, con una línea recta a la boca de sus caballos.  En el trote sentado los jinetes deben llevar sus cuerpos en la vertical.

“Taylor, tus talones abajo! Sus talones, en realidad sus pies, son sus anclajes, especialmente cuando vamos al salto.  Son amortiguadores.  Cuando van a saltar deben estar seguros que su base de soporte está abajo y alrededor del caballo.”

“Jacqueline, asegúrate que tus brazos no vengan detrás de tu cuerpo. Mantenelos por delante de tus caderas.”

Anne Kursinski monto el caballo de Taylor Land para mostrarles a los jinetes cómo mantiene un centro fuerte mientras empuja el caballo hacia la embocadura.

Photo by Sandra Oliynyk

 

Anne quiere que los jinetes tengan la sensación de empujar a sus caballos con el asiento hacia las riendas y ceder con los brazos – no colgarse de la boca de sus caballos para redondear sus cuellos.  “El motor está detrás.  Uno recibe la energía en las manos, a través de codos elásticos,” dijo.

Cuando los caballos comienzan a estirar sus cuellos hacia adelante y abajo, ella lo estimula.  “Está relajando el lomo,” le dice a Jacqueline.  “Cuando él está tratando de colocarse en buena forma, uno puede ser más suave con los brazos.  Estamos permitiendo que el caballo se auto-impulse.”  Después aclara que cuando el caballo estira su cuello, redondea su lomo y se obtiene un mejor salto.

Para trabajar en estas cosas, Anne hace que los jinetes monten haciendo muchas transiciones del paso a trote sentado a trote levantado, alargando y acortando las batidas al trote y al galope.  También los hizo trabajar en espalda adentro, lo cual hace que el caballo utilice su posterior y se enderece.

Para mostrar lo que quiere con la posición, montó el caballo de Taylor.  “Lo primero que hago cuando me subo es cerrar un poco mis piernas para ver la reacción.”  El caballo comenzó a bailar un poco y a sacudir su cabeza.  “Le pido que avance recto hacia la embocadura.  Me está probando.  Le hago cosquillas con mis espuelas.  Cuando levanta la cabeza resisto con mis brazos y mi asiento – mi centro – hasta que dice “Sí.”  Mi posición se mantiene igual.  Después que baja su cabeza y cuello desde la cruz, puedo ceder la rienda interna como recompensa y decirle, “Sostente sólo.”

Chelsea Moss y los otros jinetes pueden concentrarse en sus posiciones mientras montan las gimnasias, porque las distancias están preparadas para los caballos.

Photo by Sandra Oliynyk

 

 

 

Trabajo de Gimnasias

El trabajo con la posición continúa en la fase de salto de la lección.  El objetivo de montar gimnasias es que los obstáculos y las distancias ya están preparados para los caballos, de manera que lo único que tienen que hacer es pensar en su posición. “Se trata de colocarse en una buena posición y no interferir.  Se trata de ser uno con el caballo.”

El trabajo de gimnasia de Anne comenzó haciendo que los jinetes entraran al trote levantado a un caballete, 2.80 metros a una cruzada, y una batida a un oxer.  Después del oxer, los jinetes debían soltar los estribos y hacer alto entre dos parantes. 

Cuando Chelsea se detuvo un poco antes, Anne hizo que se moviera hacia delante hasta situarse exactamente entre los parantes.   Reprendió a Taylor cuando el jinete se olvidó de soltar sus estribos.  La función del alto exactamente entre los parantes y soltar los estribos es que “estén pensando después del salto y la exactitud.  El trabajo sin estribos también ayuda a los jinetes a estar equilibrados y centrados.  Uno naturalmente se ubica en el centro del caballo, o se cae,” explicó Anne a una audiencia risueña.  “O les sale bien, o no les sale.”

Anne hizo tomar las riendas con las manos dadas vuelta mientras saltaban, porque de esa manera las manos se suavizan.

Photo by Sandra Oliynyk

 

Una vez que caballos y jinetes hubieron calentado, comenzó el trabajo con el ceder automático – “una de mis terquedades.  Miren fotos mías y verán una línea recta desde el codo hasta la boca.”  Para practicar, hace que los jinetes tomen las riendas con las manos dadas vuelta (ver foto).  Al aproximarse a la gimnasia, los jinetes deben mantener posición dos puntos, separar sus manos y bajarlas a los lados de los cuellos de sus caballos.

“No toquen el cuello de su caballo.  Hagan de cuenta que es una estufa caliente.”  También dice a los jinetes que como ya están en posición dos puntos, no tienen que hacer nada con sus cuerpos, especialmente no agacharse.  “Chelsea, dale a tu caballo espacio para elevarse hacia vos.”

Los jinetes siguieron practicando el ceder automático sobre una serie de rebotes.  Comenzaron galopando a la derecha sobre un rebote de cruzada a oxer, después tres batidas cortas a un rebote de cruzada-vertical.

Otra vez, Anne dijo a los jinetes que tomaran la posición dos puntos, de manera de tener un asiento liviano, mientras mantenían las manos separadas a ambos lados del cuello de su caballo.  “Cuanto más separadas las manos, más se afirman en su centro.”  Los jinetes repitieron el ejercicio varias veces para que pudieran tomar conciencia de sus posiciones.

La siguiente gimnasia fue trotar sobre un caballete hacia un oxer, dos batidas cortas a una vertical, seguida de una batida corta a una vertical.  Los jinetes deben hacer alto rectos.  Les indicó no usar los estribos.  “Sientan su posición, y con suerte, a su caballo redondeandose y usando su cabeza y cuello.”

Después Anne puso a prueba la habilidad de los jinetes para seguir usando el ceder automático, pidiéndoles que galopen hacia una paralela, transición al trote y saltar un oxer chino, y dos batidas a un rebote de vertical-vertical.

 

Taylor Land practica el ceder automático separando sus manos y bajándolas a los costados del cuello de su caballo.

Photo by Sandra Oliynyk

 

Muchos de los jinetes usaron el ceder en la nuca cuando tuvieron que acortar sus caballos para las dos batidas cortas.  “Eso es lo que pasa cuando aparece algo nuevo, uno vuelve a lo que le es familiar,” explicó Anne.

El problema del ceder apoyándose en la nuca es que uno deja de comunicarse con su caballo.  “La belleza del ceder automático es que uno puede influenciar a su caballo en cualquier momento sobre el salto.  Una vez que uno se apoya en la nuca, se convierte en pasajero.”

Anne concluyó la sesión diciendo que los jinetes verían diferentes sistemas y deben sacar ventaja de ello.  Deben adoptar lo que les resulte más útil.  “Para mí, eso es lo divertido de montar.  Uno hace las cosas de diferentes maneras y siempre está aprendiendo.”

 

Sandra Oliynyk es editora de la revista Practical Horseman. El artículo original en:

http://www.equisearch.com/horses_riding_training/english/hunter_jumper/horsemastership_day2_010609/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 febrero 09 por .
A %d blogueros les gusta esto: