P&M Equitación – México

Pasión por los caballos

Una Clínica 5 Estrellas… de Plata

Rob Ehrens nació en Echt, Limburg, Holanda, y vive al sur de Amsterdam, cerca de Bélgica.  Está casado y tiene un hijo, Robbert, de 26 años.  Los caballos siempre formaron parte de su vida.  De pequeño montó y concursó ponies, y luego continuó su carrera con los caballos de salto, debutando internacionalmente en 1980, con Koh-I-Noor. En 1988 participó con Sunrise en los Juegos Olímpicos de Seoul.

En 2002 Rob se hace cargo de los equipos de Children, Junior y Young Riders. En 2005, le ofrecieron el cargo de Jefe del Equipo Senior de Holanda.  En un principio no quiso aceptarlo porque consideraba que su experiencia no era suficiente.  Sin embargo, ante la insistencia de autoridades y jinetes, tomó la posición en forma interina.  La situación funcionó muy bien, y finalmente aceptó el puesto en forma oficial.

En julio, las medallas de plata por Equipos e Individual en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 confirmaron que la decisión había sido acertada.

Y en septiembre – del jueves 13 al sábado 15 – tuvimos el honor de tenerlo entre nosotros, dictando una clínica para 19 jinetes en el picadero cubierto del Club Hípico Argentino.  Julián Cobas (http://www.jcobassporthorses.com.ar/) es un jinete argentino, de La Plata, con una amplia experiencia trabajando y compitiendo en Europa bajo la dirección de prestigiosos jinetes y entrenadores, entre otros: Rob Ehrens.  Gracias a su esfuerzo y organización fue posible la realización de esta clínica.

Se dividió a los jinetes en 5 grupos de entre 3 y 4 binomios cada uno.  Rob trabajó con jinetes desde primera categoría hasta amateurs de tercera categoría saltando 1.00.  Hubo caballos nuevos y caballos experimentados. Los dos primeros días se dedicaron a trabajo llano y gimnasias de salto, y el tercer día todos saltaron un recorrido completo.

Rob Ehren es una persona de gran calidad.  Habla pausado, pero con entusiasmo, va directo al punto.  Las explicaciones son breves y efectivas.  El trabajo está centrado en los principios básicos de la equitación:  un caballos relajado, redondo, y atento a las indicaciones del jinete.  El jinete siempre debe tener el control.  Dejó bien en claro que si no podemos manejar nuestros caballos y tomar decisiones trabajando con palos en el piso, no estamos en condiciones de saltar.

Con respecto a la posición del jinete, insistió en un asiento liviano, que no caiga pesado sobre la montura, pero con el torso erguido, el cuerpo equilibrado sobre los estribos y el peso profundo en los talones, siempre esperando el salto sin caer encima del cuello del caballo.  Lo único que mueve al caballo es la pierna, el resto del cuerpo debe permanecer quieto y sin molestar ni desequilibrar al caballo.

Nuestra comunicación con el caballo, las ayudas, deben ser claras y consistentes.  Cuando pedimos algo, el caballo debe comprender y reaccionar inmediatamente.  Si no, corregimos, pero no molestamos insistentemente.  La mano y la pierna no pueden mandar señales contradictorias; si pedimos avanzar con la pierna, la mano no puede bloquear; si cerramos la mano, la pierna debe quedar quieta.

Cuando entrenamos, es importante dejar el “mundo protegido” de lo que nos sale bien, buscar nuevos límites, provocar problemas y encontrar soluciones.  El entrenado sólo puede brindar información, aprender es responsabilidad del jinete.  La mente abierta y el trabajo ordenado son la base del progreso.

Al caminar un recorrido y analizar las opciones la premisa fundamental es el conocimiento de nuestro caballo – la amplitud de su batida, su actitud, sus fortalezas y limitaciones son lo que define cómo encarar una prueba.  Una vez en la pista los dos elementos básicos son ritmo y control.

Básico, sencillo, una equitación cuidada, caballos redondos y relajados, palos en el piso – todos los días, gimnasias con obstáculos bajos…  No caigamos en la tentación de subestimar.  Este trabajo cuidado, ordenado y consistente – y un poquito de suerte, según sus propias palabras – produjo 5 medallas de plata en los últimos Juegos Olímpicos.

Finalmente, la tarea de un Jefe de Equipo de alto rendimiento es gerenciar.  Cuidar que los caballos entrenen lo suficiente pero no demasiado, que participen de algunos concursos importantes pero no de todos.  Tratar de tener un buen plantel de caballos.  Planificar durante cuatro años, o más…  Lograr que los jinetes, que habitualmente trabajan de forma independiente, desarrollen un verdadero espíritu de equipo y trabajen con un objetivo en común.  Asegurarse de que tanto caballos como jinetes tengan lo necesario para lograr un desempeño excelente.

Lo más importante que puede hacer un país para desarrollar el nivel competitivo de sus deportes ecuestres es prestar atención y apoyo a los jinetes jóvenes.  Los Children, Juniors y Young Riders deberían tener el apoyo necesario para crecer en la medida de su capacidad.

 

Marta Inés Acosta

fotos: Laura Corral

Todas las fotos en: P&M Picasaweb

 

 

2 comentarios el “Una Clínica 5 Estrellas… de Plata

  1. Sebastian Fusaro
    8 octubre 12

    La verdad que muy bueno el articulo y todo lo que hacen por la difusión y el mejoramiento del deporte! Un beso grande,
    SEBAS

    • P&M Equitacion
      8 octubre 12

      Muchas gracias! La idea siempre es colaborar en el crecimiento del deporte con calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 septiembre 12 por y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: